La historia de mi gato Bigotes

mi gato BigotesDespués de escribir la historia de mi gatita “Gray” estaba preparada para escribir la historia de ” mi gato bigotes”, sin embargo al otro día desapareció y en mi tristeza no me sentí motivada de hacerlo.

Hoy después de un mes “Bigotes” regresa a casa y estoy con todos los ánimos de contarles un poco de él.

“Bigotes” es hijo de “Gray”, fue el primero que nació, yo lo recibí entre mis manos, el parto de mi gatita fue algo complicado, tuve que jalar sus patas para que salieran los gatitos, miraba una pata salir pero no mas, comencé a ponerme nerviosa de que los gatitos pudieran morir, afortunadamente todos salieron con vida.

Cuando le grité a mi mama que el primero era negro mi mama se decepcionó, no le gusta este color, le dije que tenia partes blancas y que había nacido bien.

como a los 2 meses los hijos de gray sufrieron de una infección en sus ojos,  producían lagañas y se pegaban sus ojos, los llevamos al veterinario y les estuvimos poniendo unas gotas, el mas afectado era “bigotes”, el cual aun no tenia ese nombre , sus ojos se pegaban mucho y aun abiertos parecía tenia dificultad para ver, mi mama comenzó a sentir lastima de que fuera a quedar ciego, desde pequeño “bigotes” la seguía y quería escalarla, mi mama comenzó a tenerle cariño y no quiso darlo en adopción. Afortunadamente su vista con el tiempo no se vio afectada.

Cuando comenzó a crecer vimos que tenia un aspecto peculiar, al rededor de su boca tenia una mancha negra, lo cual da apariencia de tener bigotes y barba, de ahí su nombre, ustedes juzguen, ¿a poco no?.

mi gato Bigotes“Bigotes” !Es un gato único!, tiene una personalidad muy peculiar que lo hace irresistible y apapachable, es el mas cariñoso de todos, te sigue a todas partes para tallarse sobre ti, su maullido es ronco lo cual lo hace divertido cada vez que lo hace, el te mira a los ojos todo el tiempo, se queda ahí sentado viéndote con esa mirada fuerte, amorosa y curiosa, se sube contigo a saludarte y a pedir que lo acaricies, ama las caricias y acurrucarse contigo, es peludo y suave, es maravilloso acariciarlo.

Su lugar preferido es la cocina, ahí se acuesta  y nos ve pasar, listo para cualquier cosa que salga del refri, le encanta comer y comer, otro aspecto peculiar de el es como dobla su cabeza, cuando pasas para atrás de el en vez de voltear de lado dobla su cabeza hacia tras para poder verte, parece el exorcista  en un minino.

Cuando se queda a un lado de ti mientras estas comiendo te mira y maúlla un par de veces, cuando se da por vencido se queda solo ahí sentado mirando, después de unos minutos sus ojos se empiezan a cerrar y da un aspecto de un gato muy dopado , pero no desiste de la misión y sigue esperando un poco de pollo.

“Bigotes” se ha marchado dos veces de casa, una vez fue un día y esta ultima casi un mes, es muy hogareño sin embargo los machos suelen marcharse mas de casa en varias ocasiones, aunque nos duela su independencia gatuna la respetamos y dejamos que vuelva a casa cuando el nos extrañe <3.

Y este fue mi gato Bigotes.

mi gato Bigotes

Deja tu comentario